Historia
Érase una vez dos jóvenes barceloneses jugando a fútbol en un pequeño pueblo del Bierzo, allá por el 1992. Éste fue el comienzo de nuestra amistad, pero a decir verdad no tiene mucho que ver con Kiribatis. Kiribatis nació 22 años más tarde en un largo trayecto en coche, fruto de una de esas conversaciones en las que se intenta arreglar el mundo. Hablábamos de la cantidad de lugares encantadores que pasan desapercibidos y que merecen una visita. Y entonces pensamos que quizás podíamos hacer algo por ellos. ¿Dedicarnos a hablar de destinos inexplorados? ¿Descubrirle a la gente nuevos lugares? ¿Conseguir que un pueblo como el nuestro capte la atención de los viajeros? Sonaba bien. Suena bien.

logo-Kiribatis-blanco-sobre-azul-431x263

Mapa-Kiribati-431x263

Por qué Kiribatis
Kiribati es uno de los países más pequeños del mundo; un archipiélago de la Micronesia con poco más de 100.000 habitantes que llevó 3 atletas a los últimos Juegos Olímpicos. Conducen por la izquierda, pagan con dólares australianos, hablan gilbertés, son los primeros en recibir el Año Nuevo y, si no detenemos el cambio climático, también serán los primeros del planeta en ser engullidos por el mar. No hemos estado allí (asignatura pendiente), pero basta ver unas cuantas fotos para comprender que aquello debe ser un paraíso. Y, sin embargo, según la OMT es el país menos visitado del mundo. De eso trata Kiribatis: de tesoros inexplorados. Y por fortuna no hace falta ir a Oceanía para encontrarlos. Hay muchos Kiribatis cerca nuestro.





Daniel Gutiérrez Abella
De niño quería ser biólogo marino. Mi Leo Messi particular era Jacques Cousteau. Pero a los 18, con poco uso de razón, me matriculé en Políticas en la UPF. Cuando terminé y tuve las cosas un poco más claras seguí con Periodismo en la misma universidad. La guinda del pastel vino en forma de Posgrado en Comunicación Empresarial (IDEC). He trabajado como periodista en diferentes medios de comunicación (Agencia EFE, Ràdio y Televisió de Badalona, Diario Metro…), ¡y hasta me mandaron a la India! También he dado el callo en otros tantos gabinetes de prensa y he sido autónomo-malabarista para diferentes proyectos de comunicación. Me apasiona tanto comer como viajar, y los únicos ahorros que he tenido en mi vida me los gasté en un largo viaje por Sudamérica. Volví con unas preciosas fotos para el Flickr. Tal vez sea un poco adicto a las redes sociales e internet (Instagram me tiene el corazón robado). Soy bilingüe castellano-catalán y escribo y leo en inglés (aunque cuando canto canciones me invento la letra). Durante mi Erasmus en Roma hice más cosas que atiborrarme de pasta y helados: aprendí italiano. Desde septiembre de 2014 me dejo la piel en Kiribatis.


Cinemagraph-Dani-600x400




Pruden Rodríguez
A los 12 años quedé segundo en un concurso de relatos. Entonces me vine arriba y empecé a escribir. Más tarde supe que sólo nos habíamos presentado dos niños, así que en realidad había quedado último. Sin embargo, lo de contar historias ya me había enganchado. A los 19 quise entrar en periodismo, pero no me dejaron. Empecé sociología en la UAB porque una profesora me dijo que eran cosas parecidas. Dos años después me di cuenta de que me había engañado y me puse a estudiar guión de cine para poder contar mis películas. Después de mucho cortometraje casero, tuve ocasión de realizar dos documentales para TV3: 'Sortir de la foscor' y 'Com l’Aigua', emitidos a altas horas de la noche. En esa etapa impartí algún curso de guión, pero lo mejor fue que llegué a ser guionista de una película. De las que se ven en el cine, sí. Como nadie me llamaba de Hollywood empecé a entretenerme con otras cosas; así nació 'Los apuntes del viajero', mi blog de viajes. Llevo desde 2008 con él y me ha servido para aprender mucho sobre internet y conocer a gente realmente interesante. Ahora, en Kiribatis, he encontrado un nuevo lugar donde seguir contando historias.


Cinemagraph-Pruden-600x400